El derecho a la dignidad: difamación por Internet


Hoy me he encontrado con el lado más dañino de internet. Hoy he visto como personas atacaban a otras personas amparándose en la falsa sensación de anonimato de la red.

La difamación a través de internet es una de las mayores bajezas que comete el ser humano, y las personas deben comprender que no hay ninguna diferencia entre atentar a la dignidad de las personas en la calle, en un medio escrito, por email, por BBM o a través de la red. Es el mismo delito, usando distintos medios.

El derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen son derechos constitucionales. El honor se entiende, jurídicamente, como una manifestación de la dignidad de las personas.

Las injurias, calumnias y difamaciones (mentiras en distintos grados, en lenguaje coloquial) son delitos contra el honor recogidos en el código penal.

No es una materia simple, y tiene distintas interpretaciones y derivadas (honor interno o percepción interior de la dignidad, honor externo, percepción en los demás, daño y grado de daño provocado por las injurias, su contexto).

Precisamente este artículo publicado en la BBC de Enrique Dans es especialmente descriptivo.

Hoy he visto como atentaban contra la dignidad de gente allegada, con la que trabajo.

Hoy he visto gente con la que trabajé codo con codo, con la que compartí muchos momentos, gente que conozco muy bien, atacar ferozmente a otras personas, amparándose en un anonimato imposible, desde la falsa seguridad de la red y de un avatar, y buscando hacer el máximo daño posible a la dignidad y al honor.

Hoy he visto a gente allegada y que aprecio, cometer un delito penal, activando sin saberlo, una implacable maquinaria que les traerá consecuencias en sus vidas profesionales. Consecuencias de las que nos son conscientes y que empezarán por marcar su propia reputación profesional, tan determinante en el nuevo entorno profesional que se nos configura para los próximos años.

No puedo dejar de preguntarme, si las personas que cometen este tipo de bajezas (delitos) se “hacen” y son producto de las organizaciónes empresariales, o si realmente ya fueron así antes y son los intereses económicos y de poder personales no satisfechos, las causas fundamentales de un comportamiento delictivo contra otros.

En realidad, si sé la respuesta, solo hay que leer el libro de Richard Dawkins, el gen egoista (uno de mis favoritos), para entender que, efectivamente, es nuestra propia naturaleza humana la que nos puede llevar a este comportamiento.

4 thoughts on “El derecho a la dignidad: difamación por Internet

  1. Comparto tu opinión Eduardo.

    La difamación, la ofensa, el insulto… son igualmente reprobables independientemente del medio.

    Si como comentas, son personas cercanas a ti quienes lo cometen, si leen este post espero que les sirva de reflexión, si crees que no lo van a leer, tal vez se lo debas decir.

    Lo malo de estas cosas es que la gente se acostumbra y se acaba desentendiendo de lo que supone, actúan sin pensar ni meditar en las consecuencias de lo que están haciendo, en muchas ocasiones y curiosamente, contrarias a sus principios.

    Esto vale tanto para internet, como para las actuaciones egoístas de compañeros de trabajo que no dudan en pisar la reputación de otros para “su beneficio” o la actuación, cada vez más frecuente de las empresas como si la ética y la humanidad no tuvieran que ver con ellas, contra empleados que se han dejado la piel y han volcado esfuerzo e ilusiones en la misma a fin de ahorrarse unos euros de sueldo o de indemnización.

    En el fondo al final todo se resume a lo mismo. Se actúa por egoísmo y se le da la espalda a los valores…. a los más importantes.

    Like

    • Gracias Vicente, se agradecen los consejos. Tengo la esperanza de que los ofensores lean esto y tomen conciencia de la gravedad de lo que estan haciendo.

      Ya conoces comu funcionan los mecanismos de defensa legal, sobre todo en grandes multinacionales como esta. Una vez activados, son lentos pero implacables, y las consecuencias vienen a largo plazo.

      Un saludo

      Like

  2. Sí, muy preocupante… sobre todo porque es una tendencia en aumento.

    Un apunto… al menos los que nos dedicamos a esto de Internet… qué menos que escribirlo correctamente, con I mayúscula, como corresponde al nombre propio de una cosa.

    Like

    • Gracias por comentar Miguel Angel, ciertamente es muy peligroso que la gente crea que desde Internet “todo vale”. Ofender, agredir, denigrar, mentir siguen siendo las mismas bajezas usemos el medio que usemos.

      Apuntado lo de la I mayuscula, como veras, la ortografia no es precisamente mi fuerte, ademas posteo la mayoria del contenido desde una BlackBerry “on the go” con poco tiempo para revisar.

      Gracias

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s